MANAGEMENT

Empatía en tiempos de crisis

Lo que debes tener en cuenta al comunicar decisiones de despido o suspensión

La empresa de alquiler de scooters eléctricos Bird despidió recientemente al 30% de su personal a través de una conferencia en vivo en la plataforma Zoom. Acción que ha sido fuertemente criticada y rechazada en redes sociales.

Se trata de la start-up que ha logrado más rápido una valoración de 1.000 millones de dólares, pero cuya actividad se paralizó por las restricciones de movilidad debido a la pandemia.

El fundador Travis VanderZanden admitió que la forma no fue la ideal y que “en retrospectiva” la compañía debió haber hecho llamadas individuales en el curso de unos días. VanderZanden añadió que, a todos los gerentes se les había pedido que se pusieran en contacto con los empleados afectados después de la llamada, para hablar de la situación y que él “personalmente había estado en contacto con muchos”.

Los despidos o cesantías son un realidad a la que se están enfrentando decenas de empresas. Según estadísticas del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, unos 701.000 estadounidenses perdieron sus empleos en marzo, marcando la primera caída de las nóminas en una década.
Cada vez más empresas se ven obligadas a tener estas difíciles conversaciones. Los expertos nos dicen cómo minimizar el estrés en estas situaciones.

Estrés básico

El doctor David Rock, CEO de la compañía de desarrollo de liderazgo del NeuroLeadership Institute, explica que en el estado de crisis actual el nivel de estrés “básico” de los trabajadores es mucho más alto del habitual. Incluso los problemas cotidianos más pequeños pueden parecer más estresantes para muchos.

Esto es particularmente importante dado que el aumento de la tensión puede elevar los niveles de la hormona cortisol, acelerando nuestro ritmo cardíaco y reduciendo la función de nuestro sistema inmunológico cuando más lo necesitamos.

Comprender las causas del estrés podría ayudar a los empleadores a manejar situaciones difíciles como la perspectiva del desempleo o un recorte salarial, sugirió.

Rock enumeró cinco sensaciones de amenaza que aumentan el estrés: peligro para el estado de una persona, su sentido de certeza, control, conexión con los demás y justicia. Cuando alguien experimenta todas estas sensaciones de amenaza a la vez, se vuelve “inmanejable” y “agobiante”.
“No es conveniente que la gente experimente una amenaza agobiante cuando ya se siente amenazada — no es amable, no es humano, no es bueno para ellos, no es bueno para ti, resultará en enemigos de por vida que dañarán tu empresa de una manera u otra”, dijo Rock.

Recuperar la sensación de control

Ser lo más claro posible con la información al dar las noticias es una de las formas de evitar sensaciones de ira y resentimiento

Dependiendo de cuán flexible sea la compañía, es sugerible dar opciones a los empleados para ayudarlos a recuperar la sensación de control, señala Rock. Por ejemplo, ofrecer la opción de trabajar su preaviso de dos semanas a tiempo parcial durante cuatro semanas.

Por otro lado, mostrar justicia en el proceso es clave. “Hay investigaciones que muestran que la gente acepta los resultados negativos mucho más fácilmente si se demuestra que se ha utilizado un procedimiento justo”, explica. Por tanto, se recomienda a la empresa exponer las razones de su decisión dado que puede ayudar al empleado a procesar la noticia.

“Principalmente se trata de hacer que la gente pase de estar extremadamente disgustada a sólo disgustada”.

Tagged , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.