GOBIERNO

El cierre generalizado de las escuelas significa que millones de niños podrían quedarse sin comida

Según Education Week, hasta el viernes 13 de marzo, al menos 46.000 escuelas en los Estados Unidos están cerradas, están programadas para cerrar o fueron cerradas y luego reabiertas, afectando al menos a 21 millones de estudiantes, dice una nota de CNBC Make It. La misma situación está viviendo un número mayor de estudiantes en el resto del mundo.

Aunque los expertos están de acuerdo en que los cierres de escuelas desempeñan un papel importante en limitar la transmisión del coronavirus, las familias y sus defensores están preocupados por la forma en que los cierres de todo el sistema afectarán a las comunidades que dependen de las escuelas para una serie de servicios públicos, entre ellos proporcionar a los niños de bajos ingresos el desayuno y el almuerzo. En medio del cierre de escuelas, muchos temen que millones de estudiantes pasen hambre.

Actualmente, el hecho de que los estudiantes tengan o no acceso a los programas de alimentos “varía realmente dependiendo de la ubicación y los distritos escolares”, dijo Kristina Ishmael, gerente de proyectos del programa de políticas educativas de New America. “Y es imperativo que continuemos alimentando a nuestros estudiantes”.

Sin información


A medida que las escuelas se cierran, los grupos locales están interviniendo para cubrir las necesidades de la comunidad. Pero no siempre reciben una orientación clara de los gobiernos locales sobre la mejor manera de ayudar.

Soulful Synergy está trabajando junto con el Programa de Oportunidades Comunitarias de Westchester para proporcionar comidas a las familias mientras las escuelas están cerradas en New Rochelle, Nueva York, un llamado “punto caliente” para el coronavirus en el estado.

Soulful Synergy, una autodescrita “empresa social con fines de lucro”, normalmente se centra en servicios como la formación profesional y la ayuda a las pequeñas empresas para obtener las certificaciones necesarias, pero cuando las escuelas comenzaron a cerrar, se dieron cuenta de que había una necesidad inmediata de ayudar a los estudiantes de bajos recursos y a sus familias.

Están proporcionando bolsas de comida, así como desayuno y almuerzo a las familias cuyos hijos reciben asistencia para el almuerzo — lo que supone unas 4.000 comidas al día. La bolsa contiene artículos no perecederos como alimentos enlatados y mezcla para panquecas. La organización también está entregando libros de manera gratuita.

En Panamá

Hace pocos días, el gobierno de Panamá, junto a Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), inició el plan piloto del programa Estudiar sin Hambre, el cual de manera progresiva espera llegar a mil 767 escuelas y beneficiar a 326 mil 466 estudiantes en todo el país; sin embargo, en Panamá, al igual que en la mayoría de los países del mundo, las clases están suspendidas para prevenir la propagación del coronavirus, medida que deja al descubierto otros problemas como la vulnerabilidad alimentaria de los niños alrededor del planeta que muchas veces es atendida a través de programas sociales.

Tagged , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.