VIDA Y SOCIEDAD

CÓMO AFRONTAR LA CUARENTENA DEL COVID-19

Dra. Ana Echeverría, Médico Cirujano

Aunque no se puede comparar con ninguna situación vivida con anterioridad, el director general de la OMS, Tedros Ghebreyesus, dijo que la vida de todos ha sido afectada de forma dramática en este combate que libra el mundo contra el COVID-19.

Cuidar de la salud del cuerpo y la mente ayudará a cada uno a superar estos tiempos difíciles. Se sabe que en periodos de aislamiento son frecuentes reacciones de estrés, ansiedad, irritabilidad, nerviosismo, confusión, miedo, culpa, insomnio, dificultades de concentración, pérdida de eficacia en el trabajo y, a largo plazo, síntomas de depresión y estrés postraumático.

No obstante, no nos afectará a todos por igual. “A cada persona le influirá en función de muchos factores individuales”, apunta Marisa Páez Blarrina, doctora en psicología y directora del Instituto ACT. “Sobre todo va a depender del modo en que cada cual sepa afrontar situaciones de estrés, soledad, angustia y pérdida”.

Estas medidas de aislamiento social en pro de evitar la propagación del COVID-19 supone un cambio radical en nuestros hábitos y costumbres que nos exige readaptar las relaciones con otros, y que dependerá de algunos factores, como la incertidumbre acerca de la duración de la cuarentena, si se es población de riesgo o se cuenta con provisiones ante la posibilidad de abordar situaciones de escasez de productos de primera necesidad, acceso a medicinas y servicios sanitarios.

También influirá la situación económica y laboral que se esté atravesando, si las pequeñas y medianas empresas contarán con ayudas o planes de contingencia ante esta situación y la preocupación de qué va a pasar con los comerciantes independientes y los trabajadores que dependen de viajes y reuniones presenciales para mantener sus negocios.

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), menciona que otro punto desestabilizador de la salud mental durante esta emergencia de salud global es la sobreexposición a la información, o mejor dicho, la exposición a información poco clara, inadecuada o contradictoria que son fuente de angustia y estrés añadido.


José Guillermo Fouce, vocal de la junta de gobierno del Colegio Oficial de Psicología (COP) y profesor de la Universidad Complutense de Madrid, afirma que el haber roto la rutina a causa de la cuarentena por el COVID-19, es experimentado por la mayoría como una especie de duelo que podría dejar secuelas a nivel psíquico, entre estas el miedo a la muerte, al contagio, al síndrome de abstinencia en el caso de los adictos (que durante el aislamiento no pueden abastecerse de sus adicciones), al incremento de los conflictos familiares durante el confinamiento, al aburrimiento e incluso al hecho de tener que estar consigo mismos.


Para afrontar esta situación, expertos de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) recomiendan:

• Establecer un plan diario de actividades.

• Comer de forma saludable para ayudar al sistema inmunitario a funcionar adecuadamente.

• Hacer deportes en casa, yoga, organizar o decorar los ambientes del hogar que se han descuidado durante las actividades laborales, cocinar, leer, jugar juegos de mesa o interactivos online en familia, escuchar música, ver tutoriales o películas.
No estar en pijama todo el día, respetar en la medida de lo posible los antiguos horarios. Aunque se esté en casa es necesario ducharse, cambiarse, maquillarse y peinarse, si es nuestro hábito. Verse aseado y cuidar la presencia fortalece la autoestima y previene la depresión.

• Mantener el contacto a través de videollamadas, es fundamental ver otros rostros e interactuar en tiempo real cultivando el contacto social y el bienestar emocional.

• Conectar a diario emocionalmente con familiares, amigos y vecinos desde las ventanas, llamadas telefónicas, redes sociales o mensajes de texto, apoyar a los enfermos con cartas virtuales de ánimo, salir al balcón o la puerta de la casa a hacer el aplauso diario a nuestros equipos de salud y demás trabajadores en activo, respondiendo así a nuestra necesidad de pertenecer y compartir.

• Mantenerse activo en los objetivos futuros y ser positivo, poner en marcha una estrategia y nuevos modos de retomar la productividad en cuanto esta crisis se supere.

• Evitar la infoxicación o sobreinformación, procurar hacer consultas a través de fuentes oficiales que emitan información veráz y necesaria, prudente y mensajes constructivos, no difundir ni esparcir rumores, no hablar constantemente del tema.

• No dudar en buscar ayuda si la ansiedad te supera; si experimentas angustia y/o miedo desmedido es necesario contactar un profesional, actualmente muchos ofrecen sus servicios online incluso gratuitos.

• Ante todo lo imprescindible es entender que pese a todas las consecuencias psicológicas, económicas y sociales, debemos ser conscientes permaneciendo en casa. Es la recomendación más segura y eficaz para superar pronto esta situación.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.