GOBIERNO

Panamá en máxima alerta por riesgo de COVID-19

Luis Alberto Sierra

La confirmación, el viernes 6 de marzo de 2020, de los primeros casos del nuevo coronavirus (COVID-19), en los vecinos países de Costa Rica, Colombia y Perú, puso a Panamá en máxima alerta, tras los esfuerzos emprendidos semanas atrás por las autoridades panameñas, para cumplir al pie de la letra con los protocolos internacionales recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) e impedir el contagio de la enfermedad en la nación.

La ministra de la Salud de Panamá, Rosario Turner, reconoció hace unos días la seriedad con la que se ha tomado el tema. “Cuando empezó a hablarse con mayor interés sobre los casos del virus en China, le pedí a mis subalternos actuar como si hubiese sido declarada una pandemia a nivel global, lo que no ha ocurrido, ya que por el momento se sigue hablando de una epidemia”.

Desde la perspectiva de la titular de la cartera de salud, el de ahora es “un riesgo grande” dada la “la alta conectividad de Panamá” gracias al Canal de Panamá, vía por la que pasa alrededor del 6% del comercio global, y al Aeropuerto Internacional de Tocumen, un punto clave por su estructura portuaria y logística.

Una de las medidas importantes que, en consecuencia destacó la funcionaria, fue la habilitación de una línea telefónica (169) disponible desde el sábado 7 de marzo para consultas en relación con el COVID-19, y en particular, para quienes tengan contacto con personas que provengan de países en riesgo frente a la nueva cepa de la enfermedad.

Mayores recursos


Unos días antes de confirmarse los primeros casos de la nueva cepa del virus, en países con los cuales Panamá comparte fronteras, el pasado 3 de marzo, el consejo de gabinete aprobó aumentar a “muy alto” el riesgo de propagación de la enfermedad, como lo había declarado unos días antes la OMS.

De acuerdo con el gobierno panameño, el cambio permitió al Ministerio de Salud de Panamá, asignar recursos por 3 millones de dólares para responder frente a los gastos que pudiesen requerir nuevas acciones, y de 5 millones de dólares adicionales en el evento de que los casos que se presenten superen las actuales predicciones.

Se definió, asimismo, asignar partidas presupuestarias de 1 millón 350 mil dólares a otras seis entidades públicas para contribuir eficazmente a esta labor conjunta.

Estos recursos adicionales quedaron a disposición de la Presidencia y de los ministerios de Educación, Seguridad y Desarrollo Social, además del Instituto de Acueductos y Alcantarillado Nacionales (IDAAN) y del Servicio Nacional de Protección Civil (SINAPROC).

El gobierno panameño había resaltado, el pasado 27 de febrero, la inversión por 2,5 millones de dólares, que había destinado a través de la cartera de salud en ejecución del nuevo plan de acción frente al riesgo de contagio de coronavirus. Había anunciado, además, la incorporación de 10 expertos como asesores a las labores de prevención y control del COVID-19.

La disposición de equipos y mascarillas ha sido parte de las acciones destacadas por las autoridades panameñas en esta coyuntura.

Tagged , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.