GOBIERNO

Canal de Panamá impone cargo al agua dulce para garantizar operaciones

Luis Alberto Sierra

El impacto del cambio climático, que provocó que 2019 cerrara como el quinto año más seco de los últimos 70 años, incidió en la decisión que tomó la administración del Canal de Panamá; anunciando que incluirá, a partir del próximo 15 de febrero, el pago por el valor del agua dulce en las tarifas que la vía cobra por el tránsito de naves entre el Atlántico y el Pacífico.

La determinación es inédita y parte de un plan a implementar, en tanto se incorpora una solución a largo plazo frente a la falta de lluvias, lo cual se refleja en el hecho de que se haya reducido el año pasado en 20% el registro de lluvias, en comparación con el promedio histórico.

Otras de las razones del anuncio, según la Autoridad del Canal de Panamá (ACP); responsable desde fines de 1999 del manejo de este atajo de navegación, es el incremento que se ha dado de entre 0,5–1,5 grados centígrados en la temperatura de Cuenca canalera, causando un incremento del 10% en los niveles de evaporación de los lagos que permiten la operación de la vía.

El administrador del Canal de Panamá, Ricaurte Vásquez, explicó que, desde hace poco menos de un año la administración canalera destacó que el reto más importante e inmediato es resolver el problema de falta de agua.

Precisó que históricamente los meses de octubre y noviembre han sido los más lluviosos, pero que en octubre la lluvia en la cuenca hidrográfica del Canal de Panamá fue 34% por debajo del promedio, y en noviembre 27% por debajo del promedio.

Añadió que se llegó a la conclusión de que el lago Gatún no alcanzaría los niveles necesarios para ofrecer a los clientes de la vía el servicio que esperan durante la estación seca que acaba de comenzar, lo que tuvo que ver con un conjunto de medidas dispuestas para responder frente a esta situación.

Medidas nuevas
La administración canalera estableció que incorporará el valor del agua en el renglón de otros servicios marítimos mediante un cargo que dependerá de la disponibilidad del recurso en el momento del tránsito de buques.

Detalló que el cargo por agua dulce es aplicable a todos los buques de más de 125 pies de eslora (largo) que transiten por el Canal, con un componente fijo de 10.000 dólares por cada tránsito y un componente variable que considere el porcentaje del peaje establecido sobre la base del nivel diario del Lago Gatún, cuyo rango está entre el 1 y el 10% del peaje.

Otras medidas anunciadas son que, durante los próximos meses de estación seca, el Canal de Panamá ofrecerá 27 cupos de reserva, 6 regulares (90.000 pies de manga), 13 “supers” (107 pies de manga) y 8 neopanamax (los más grandes que pueden transitar por el Canal ampliado), lo que según el Canal, permitirá ajustar la programación y optimizar el uso del recurso hídrico.

La ACP agregó que se subastará un cupo a los buques supers y un cupo a los buques regulares tres días antes del tránsito, aunque el Canal de Panamá seguirá ofreciendo capacidad máxima en la medida de lo posible, atendiendo a los buques por orden de llegada.

Se requerirá, además, del pago del monto total de la reservación, a no más de 48 horas de realizarla.

La ACP informó adicionalmente sobre un cargo por registro de itinerario al momento de que cada buque solicite su tránsito, y el cual implicará un pago por adelantado con base en los siguientes parámetros de tamaño de buque:

• Buques de más de 91 pies de manga (ancho); 5.000 dólares

• Buques de más de 125 pies de eslora, y menos de 91 pies de manga: 1.500 dólares.

¿Qué pasó?
La administración del Canal de Panamá anunció medidas para asegurar la operación de la vía acuática frente a la falta de lluvias por efecto del cambio climático.

¿Quiénes son sus protagonistas?
La Autoridad del Canal de Panamá y los clientes de la vía.

¿Dónde ha sucedido?
En el edificio de administración del Canal, en Ciudad de Panamá.

¿Cuándo ha sucedido?
El pasado 13 de enero.

¿Por qué ha sucedido?
Para mantener la operación de la vía acuática.

Otras medidas

Se han aplicado en el Canal estas medidas ante la falta de precipitaciones:

• Suspensión de la generación de energía en la hidroeléctrica de Gatún, desde octubre de 2018, para no gastar agua a través de las turbinas.

• Eliminación de la asistencia hidráulica en las esclusas Panamax (las que operaban antes de la ampliación de la vía), que agilizan el tránsito pero implican mayor uso del agua.

• Llenados cruzados en las esclusas, para reducir el vertido de agua al mar.

• En la medida que la dimensión de los buques lo permita, el tránsito de dos buques al mismo tiempo (esclusajes simultáneos).

• Mantenimiento del uso de tinas de ahorro de agua en las esclusas neopanamax.

Tagged , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.