ECONOMÍA

5 Resoluciones Financieras que debes aplicar este 2020

Con el año 2020 marcando el comienzo de una nueva década, es el momento perfecto para darle un impulso a sus finanzas Esta nota, publicada originalmente en el portal http://www.moneyunder30.com, le ayuda a ampliar el propósito de Año Nuevo y que vayan más allá de comenzar rutinas de dietas y ejercicio.

 A continuación, le presentamos las 5 principales resoluciones de Año Nuevo que pueden ayudar a mejorar su salud financiera. 

1. Empiece a invertir

La inversión debería ser la # 1 de su lista; siempre piense en diferentes maneras de obtener acciones, bonos y otros activos que tengan el potencial de un rendimiento rentable.

Así que si está terminando el 2019 sin ninguna inversión, no se permita terminar el 2020 de la misma manera. ¡Podría estar perdiéndose grandes ganancias! Incluso si sólo tiene una pequeña cantidad de dinero para invertir, puede empezar ahora.

Si está diciendo que no tiene tiempo, lo entiendo. Invertir puede tomar tiempo para asimilarlo. Pero –y aquí está el gran “pero”– invertir es también una de las formas más rápidas de crear riqueza. Aunque es totalmente posible invertir sin la ayuda de un asesor, muchos están eligiendo la ruta del asesor. Recuerde que el asesor también incluye robo-asesores, que pueden ayudarle a decidir en qué invertir, incluyendo cuándo comprar y vender.

2. Inicie su fondo de emergencia

Si aún no ha iniciado un fondo de emergencia, no se desanime. Comenzar uno es tan fácil como abrir una cuenta de ahorros y hacer contribuciones constantes. No importa cuánto tiempo le tome alcanzar su meta de fondo de emergencia, la clave es asegurarse de que se financie y no se deje de lado. ¡Usted no quiere quedar atrapado en una emergencia y luego recordar que se olvidó de ahorrar para ello!

Lo mejor es mantener el fondo de emergencia en una cuenta de ahorros de alto rendimiento. Estas cuentas permiten acceder a sus ahorros rápidamente. Aún mejor, las cuentas de ahorros de alto rendimiento acumulan intereses a una tasa más alta que una cuenta de ahorros tradicional.

3. Pague la deuda de su tarjeta de crédito

A junio de 2019, la deuda promedio de tarjetas de crédito por hogar estadounidense fue de 8.398 USD $. Si la deuda de las tarjetas de crédito está limitando su éxito financiero, ¿Por qué no se fija como meta resolverla en el nuevo año?

Pagar la deuda de su tarjeta de crédito es un paso importante para tener salud financiera. Si no la paga, está perjudicando seriamente (tanto a corto como a largo plazo) su puntuación de crédito. 

Cuando esté en busca de formas para pagar su deuda, es recomendable que abra una tarjeta de crédito de transferencia de saldos. Aunque puede parecer contraproducente, por un lado, estas tarjetas le ayudan a consolidar su deuda e incluso a evitar que cobre intereses por algún tiempo. ¡Ese es un gran aliciente en este caso!

4. ¡Establezca un presupuesto y manténgalo!

Si aún no lo tiene, usted necesita un presupuesto. Crear y mantener uno podría ser lo mejor que haga para sus finanzas en el nuevo año. Los presupuestos le obligan a examinar detenidamente el dinero que aporta, el dinero que desembolsa y el que puede deber.

Si nunca antes ha llevado a cabo un presupuesto, la idea de empezar uno puede ser desalentadora. La verdad es que los presupuestos pueden ser increíblemente liberadores. Una vez que se acostumbra a llevar un presupuesto, puede empezar a encontrar maneras de liberar dinero para destinarlo a su futuro.

5. Abra una cuenta de jubilación o configure su cuenta actual

Cuando se es joven, ahorrar para la jubilación probablemente suena como la cosa menos emocionante que se puede hacer con el dinero. La verdad es que cuanto antes se empiece, más seguro se estará cuando llegue la jubilación. Invertir en esta significa que se está invirtiendo en el futuro.

Si es empleado, una conversación rápida con el jefe o el departamento de recursos humanos puede ser de ayuda para averiguar si el empleador ofrece cuentas de jubilación como la 401(k) o la 403(b). A menudo, los empleadores que las ofrecen igualan un porcentaje de las contribuciones anuales que el empleado hace. Esta equivalencia es como un bono extra del empleador que no se cobra hasta la fecha de jubilación. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.