TECNOLOGÍA

Pantallas en el aula: ¿herramienta o tentación?

Según artículo publicado en el New York Times, muchos profesores y profesionales de la educación están descubriendo que, los dispositivos empleados estratégicamente aumentan el compromiso con los estudiantes, especialmente con aquellos que presentan discapacidades en el aprendizaje, que están en el espectro del autista y para quienes el inglés es un segundo idioma.

Brad Turner, vicepresidente y gerente general de educación global y alfabetización de Benetech, una empresa de software educativo sin fines de lucro que crea herramientas para estudiantes con dislexia y otros problemas de lectura, dijo que “la tecnología es el gran ecualizador” que permitió que “cada estudiante aprenda de la manera que necesita aprender o quiere aprender, en la medida en que quieran aprender”.

Los teléfonos inteligentes y otros dispositivos han sido difamados durante mucho tiempo como distracciones en las aulas universitarias. Pero cuando se emplean estratégicamente, muchos educadores los encuentran útiles.

Diversos orígenes y una variada exposición al idioma inglés son parte de la razón por la que sus estudiantes buscan ayuda auxiliar. Muchos son inmigrantes o hijos, nacidos en Estados Unidos, de inmigrantes que hablan otro idioma en casa. Incluso los de países de habla inglesa no siempre entienden los matices de las palabras en la poesía y la literatura. Al utilizar dispositivos, dijo Pamela Stemberg, profesora asistente adjunta de inglés en el City College de Nueva York, los estudiantes “están tomando el control de su aprendizaje; se comprometen más con él y tienen más terreno en el juego”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.