EMPRESAS

Este jugador de 35 años genera 6 cifras diseñando el calzado del día del juego

Estaba personalizando un par de zapatillas para el esquinero de los Miami Dolphins, Nolan Carroll, quien se acercó después de ver el trabajo de Rivero en la publicación de Instagram de un amigo. Rivero estaba ansioso por diseñar algo elegante para Carroll, su primer cliente profesional, pero la tarea no iba bien. Había aplicado casi 20 capas de pintura sobre los Jordan rojo-blanco-negro de Carroll. Le envió una foto por mensajería móvil y el jugador de fútbol no estaba muy entusiasmado.

Decepcionado, Rivero arrojó su teléfono al suelo y golpeó accidentalmente un frasco de acetona en el proceso.

Agarró una toalla de cocina y comenzó a limpiar frenéticamente el desorden que ahora cubría parte del zapato de Carroll. El resultado fue un mármol, con efecto verde y dorado de aspecto oxidado, que recuerda a la fachada desgastada de la Estatua de la Libertad.

“Cuando limpie el zapato, lo que salió fue hermoso”, dice Rivero. Le envió una foto a Carroll, y el jugador de fútbol le envió un mensaje de texto con el emoji de ojos de corazón.

“Dejé caer acetona a propósito en el segundo zapato, y lo mantuve en secreto durante, como, cinco años”.

Soles By Sir, el negocio de Rivero con sede en Miami, que ahora tiene siete años, se ha hecho su nombre diseñando tacos y zapatos personalizados para atletas y celebridades. Los zapatos personalizados de la compañía se venden por entre USD $ 300 y USD $ 1.500 por par, y Rivero dice que ahora fabrica entre 1.200 y 1.500 pares por año. Su par más caro se vendió por casi USD $ 5.000, y las subastas de sus zapatos deteriorados por el juego ​​han alcanzado un poco más del doble.

Carroll fue su primer gran cliente, pero Rivero, que ahora tiene 35 años, ha trabajado con atletas superestrellas que, según él, incluyen a Tom Brady y Dwyane Wade, además de diseñar las botas para Conor McGregor durante su combate de boxeo récord de 2017, “The Money Fight”, contra     Floyd Mayweather Jr.

Rivero estima que ha fabricado zapatos para 1.200 atletas en la NFL, entre 150 y 200 en la MLB, 50 en la NBA y casi la mitad de la UFC. Esta temporada, se asoció con el mariscal de campo de los New Orleans Saints, Drew Brees, para crear un par de tacos personalizados para cada juego a fin de recaudar dinero para diferentes organizaciones benéficas.

“Marcus Rivero y yo hemos sido amigos por mucho tiempo. Siempre he admirado su trabajo”, dice Brees. “Con su ayuda, hemos podido dar vida a este proyecto con tacos, de diseño único, durante toda la temporada”. (Brees y Rivero se conocieron hace dos años en un proyecto en el que colaboraron, llamado My Cause, My Cleats).

Los tacos personalizados de Rivero son tan populares entre los jugadores de la NFL que están dispuestos a arriesgarse a multas significativas para alardear de ellos. El reglamento de la NFL 2019 establece que los jugadores pueden usar zapatos negros, blancos o con colores del equipo, y los estilos deben ser aprobados previamente por la liga.

Los tacos de Rivero a menudo rompen las reglas de la NFL, y los patrocinadores no los aman necesariamente. En 2014, Nike envió un folleto a sus atletas amenazando con finalizar los contratos de patrocinio de cualquiera que usara zapatillas personalizadas que cubrieran el icónico Swoosh de la compañía.

Pero las reglas no han impedido que algunas superestrellas de la liga tengan diseños deportivos de Soles By Sir y otros diseñadores en el espacio. En un juego de 2016 contra los Leones de Detroit, Odell Beckham, Jr., el entonces receptor abierto de los Gigantes de Nueva York, pagó una multa de USD $ 18.231 por usar tacos diseñados en honor al fallecido analista de la NBA Craig Sager. El corredor de los Seahawks de Seattle, Marshawn Lynch, fue casi expulsado del Juego de Campeonato de la NFC 2015 por lucir un par de tacos personalizados de USD $ 2.500 de Rivero que incluían escamas de pintura de oro de 24K y un fondo de placa de cromo hecho en fábrica.

Personalizar las preciadas posesiones de otras personas es algo así como un negocio familiar para Rivero.

En la escuela secundaria, trabajó para el negocio de reparación de automóviles de su padre, equipando los automóviles de los clientes con llantas y ruedas elegantes en un estilo que Rivero describe como similar a los vehículos presentados en el programa de MTV “Pimp My Ride”. Rivero pasaría allí unas horas después de la escuela y los fines de semana, pero sentía que no estaba ganando suficiente dinero.

“Empecé a salir, y sabes cómo funciona eso”, dice. Comenzó a hacer en casa “un glorificado pan largo cubano”, un sándwich tradicional relleno de jamón, queso y mayonesa, al que agregó un ingrediente secreto, la miel- mostaza. Él dividiría el emparedado de 10 pulgadas en tres pedazos y los vendería alrededor de la escuela, cada uno por USD $ 2. Finalmente, tuvo 15 empleados – incluidos dos maestros y un bedel que ayudaban a vender los sándwiches de sus propias mochilas – y ganaba alrededor de USD $ 1.500 por semana, mientras todavía estaba en la escuela secundaria.

Animado por su éxito inicial como empresario, Rivero lanzó una empresa virtual con sus padres durante su tercer año de secundaria, vendiendo las viejas ruedas y neumáticos que los clientes de la tienda de su padre había dejado.

Después de la secundaria se matriculó en la Case Western Reserve University, donde jugó como defensa y linebacker en el equipo de fútbol. Pero descubrió que la empresa estaba ocupando muchas de sus noches entre semana y se le dificultaba encontrar tiempo para estudiar. Se cambió a la Universidad de Miami, y a los 25 años vendió la empresa virtual a un competidor.

Después de la universidad, Rivero fundó TM Tires, un mayorista de neumáticos usados ​​donde todavía trabaja de 9 a 5 la mayoría de los días. “Es lo que me dio la libertad de pintar”, dice. Cumple los pedidos de Soles By Sir desde un estudio en su empresa de neumáticos, después del trabajo hasta la medianoche, a veces trabajando hasta temprano en la mañana, dependiendo de la época del año.

Rivero nunca había pintado realmente antes de hacer sus primeros zapatos personalizados, hace siete años.

“Quería darle a alguien algo realmente genial para el Día de San Valentín, y siempre he sido un chico de zapatillas”, dice Rivero. “Esta chica con la que estaba saliendo no era realmente una persona de zapatillas. Me imaginé, qué más da, déjame intentar conseguir sus zapatillas, pero no pude encontrarlas en un color atractivo”.

Él compró pintura y pinceles y pasó 20 horas transformando un par negro y gris de Nike SB Dunks en algo glamoroso, espolvoreado con brillo. Ella los amó, y también lo hicieron todos sus familiares y amigos que vieron su publicación de Instagram y solicitaron un par de ellos.

“Lo siguiente que debes saber es que los amigos y la familia decían: ‘Oh, no sabía que podías pintar’”. Rivero dice que recuerda haber cobrado entre USD $ 100 y USD $ 150 por par, pero aún le tomaba de 15 a 20 horas hacer cada juego. Fue una foto de zapatos de Instagram publicada por uno de los miembros de la familia de Rivero que llamó la atención de Carroll. Finalmente le pidió a Rivero que diseñara 12 pares personalizados de tacos Jordan negros.

Carroll hizo que Rivero enviará los tacos a las instalaciones de entrenamiento de los Dolphins. Los abrió frente a sus compañeros de equipo, y todos quisieron comprar un par. Carroll vendió 10 pares por un total de aproximadamente USD $ 6.000. Envió el dinero a Rivero, y se corrió la voz.

“Mejor que el haber ganado tanto dinero ese día fue el hecho de que le dio mi número a ocho jugadores diferentes de Dolphin”, dice Rivero. “Esa noche tuve ocho clientes diferentes y, literalmente, a través de Instagram, a través de publicaciones en redes sociales, a través de ‘Oye, ese era mi compañero de cuarto de la universidad, pero juego para los Seahawks’ ‘Oye, recién jugué allí y los Browns me escogieron’ – así es como todo comenzó”.

Esto no ha parado. Rivero dice que la mayoría de los atletas con los que trabaja se ponen en contacto con él a través de Mensajes Directos en Instagram. Para los diseños de zapatos, a menudo se intercambian ideas a través de una llamada de cinco minutos con ellos, por Skype o FaceTime. Esa es la parte favorita del proceso de Rivero.

“Uno pensaría que los salvajes tienen una personalidad salvaje y un sentido salvaje de la moda, y usted pensaría que los más tranquilos no. Es todo lo contrario, así que me evita enloquecer con alguien que creo que es un tipo de chico salvaje o congeniar con alguien que realmente quería polka dots”.

“Todos en mi teléfono se guardan bajo ‘Zapatillas’, luego el nombre, luego el equipo”, dice. “Mi parte de ‘zapatillas’ de mi teléfono son miles de atletas. Siempre bromeo diciendo que, si pierdo mi teléfono, alguien tendrá un día de campo”. Rivero dice que su lista de celebridades incluye a Drake, Lil Wayne, Blake Shelton, Nick Cannon y Ellen DeGeneres. (Los representantes de cada uno no respondieron a las solicitudes de comentarios de CNBC Make It).

Riley Jones, editor de noticias de Sole Collector, enfocado en las zapatillas de deporte de Complex Network, le dice a CNBC Make It que la tendencia de los atletas a personalizar sus zapatos de juego ha ido aumentando cada vez más en los últimos años – tanto que la NFL ha comenzado a mostrar un poco más de tolerancia hacia las reglas de uniforme de los jugadores, y otras ligas profesionales, como la MLB, están siguiendo su ejemplo.

“Hubo un período en 2017 en el que los jugadores enfrentaban, solo desde la liga, muchas multas, mucha reacción por lo que llevaban puesto”, dice Jones. “Y entonces, cuando los jugadores se resistieron y los fanáticos se resistieron, cada liga retrocedió, comenzaron a permitir un poco más de libertad con los tacos”.

En 2016, la NFL lanzó una iniciativa llamada My Cause, My Cleats, que brinda a los jugadores una semana de la temporada dedicada a usar cualquier par de tacos personalizados que apoyen a sus organizaciones benéficas favoritas. Después de sus juegos, los tacos se pueden subastar a través de la Subasta de la NFL, y los ingresos se destinan a la organización benéfica elegida por el jugador. En los últimos tres años, se recaudaron casi USD $ 600.000 solo a través de la Subasta de la NFL, le dice a CNBC Make It un portavoz de la NFL. El año pasado, participaron más de 800 atletas.

Muchos jugadores trabajan directamente con Nike, Under Armour y Adidas en el diseño de sus tacos para esta semana especial, pero otros equipos subcontratan los suyos a diseñadores independientes como Rivero.

Este año, la iniciativa My Cause, My Cleats comienza el 5 de diciembre, y Rivero diseñará tacos para equipos enteros, de 20 a 50 jugadores en equipos que incluyen Miami Dolphins, Tampa Bay Buccaneers, Indianapolis Colts, Cleveland Browns, Washington Redskins, Jacksonville Jaguars, Houston Texans y Oakland Raiders.

A Rivero le toma entre tres y 12 horas diseñar un par de tacos, por lo que administrar su tiempo es clave. Diseñará tacos para un total de 250 a 300 jugadores de la NFL. “Venimos trabajando en ello dos meses y medio antes”, dice. Uno de sus primeros grandes clientes para la campaña fue Brees.

“A veces trabajas 24 horas”, dice. “Es solo que — tienes que hacerlo, es lo que es”.

Fuera de la iniciativa My Cause, My Cleats, los jugadores de la NFL todavía no pueden usar tacos personalizados cuando lo deseen, lo que Jones dice que en realidad podría aumentar aún más su popularidad. Apenas en la temporada de otoño, Rivero está personalizando un promedio de 600 a 700 pares, solo para la NFL.

“Hay jugadores que simplemente se resistirán por completo [a las pautas] y los usarán de todos modos y recibirán la multa”, dice Jones. “Porque preferirían expresarse y hacer lo suyo en lugar de preocuparse por una multa”. Una solución alternativa para los atletas que quieren presumir sus tacos personalizados es usarlos durante el pre juego y los calentamientos.

Ese es el espíritu que Rivero, cuyo lema es “uno de uno”, quiere potenciar. Es una actitud que desarrolló temprano, en la tienda de autos de su padre.

“Cada vez que alguien se pone un par de zapatos, no hay duplicados, solo hay ‘uno de uno’ de ese zapato”, dice. “Ese ha sido mi modelo desde el primer día. Estos atletas pueden comprar lo que quieran, así que siempre les digo a las personas que, si pueden imaginar un estacionamiento lleno de Ferrari, todos pueden comprarlos, pero ¿Qué hará que un Ferrari sea mejor que el otro? Solo hagamos un trabajo de pintura personalizado. Por lo general, eso es lo que hago – usted siempre tiene el original en su pie”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.