GOBIERNO

Panamá ve con interés agricultura en ambiente controlado

Luis Alberto Sierra

La agricultura en ambiente controlado podría ser, a futuro, una apuesta importante para la recuperación del sector agrícola panameño, que según expertos ha perdido terreno, por la emigración de los productores del campo a la ciudad y la falta de condiciones que propicien el desarrollo del sector, a criterio de especialistas en este campo.

El impacto del cambio climático, por el aumento en la temperatura del planeta y, la incidencia de fenómenos meteorológicos, como El Niño y La Niña, con sus manifestaciones de abundancia o escasez de lluvias, respectivamente, podría explicar, por qué la agricultura en ambiente controlado puede ser una buena alternativa en este país de América Central y hacer posible la producción de alimentos los 365 días del año.

El tema fue abordado durante el III Congreso Internacional de Agricultura en Ambiente Controlado, que tuvo lugar del 6 al 8 de noviembre, en la capital panameña y contó con la presencia de expertos nacionales e internacionales en dicho tema.

David Proenza, presidente del III Congreso, destacó durante el encuentro, el proyecto que permitirá a Panamá, en 2021, la operación del Centro de Investigación para la Producción en Ambiente Controlado (CIPAC), la cual dará servicio para la investigación, el aprendizaje y el desarrollo de esta tecnología en América Latina.

El desarrollo del CIPAC implicará una inversión de 10 millones de dólares, según precisó Proenza, y la iniciativa cuenta con el apoyo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT), del Banco de Desarrollo de América Latina, de la estatal Universidad Tecnológica de Panamá, de la Fundación para el Desarrollo de la Agricultura, y de la empresa Urban Farms.

Enfoque de Panamá

El ministro de Desarrollo Agropecuario de Panamá, Augusto Valderrama, opinó, en entrevista con El Financiero, que habría que analizar la implementación de la agricultura en ambiente controlado en su país, teniendo en cuenta que toda tecnología no puede ser copiada persé, y que es necesario adecuarla a las condiciones del país respectivo.

“A lo mejor habrá cultivos de exportación, cultivos grandes, o grandes productores que podrán fácilmente adaptar esta tecnología a sus áreas de producción”, reconoció.

Pero el funcionario acotó que en Panamá hay también una economía agrícola familiar, de pocos recursos, que no se podrá montar inmediatamente en el desarrollo de la agricultura en ambiente controlado (en viveros o de la finca vertical).

En seguida reflexionó que es cierto que hay mejor genética y variedad de semillas, mejor manejo del riesgo y mejor manejo de los procesos, creando cadenas de valor, que sí pueden adaptarse a medianas y pequeñas producciones.

Valderrama reiteró que no se trata de copiar una moda o de trasplantar automáticamente un proceso, sino que se debe considerar que uno de los principales problemas que tienen los países de la región, es el desempleo.

El ministro concluyó que lo peor que puede hacer Panamá es, no analizar las nuevas posibilidades o estar al día, cerrar los ojos o meter la cabeza como el avestruz, y quedarse atrás.

Insistió en que se debe ver cómo adaptar la tecnología a las condiciones reales, en un mundo cada vez más interconectado.

El titular de la Cartera de Desarrollo Agropecuario reconoció que, hay además un drama del cual se habla, y que se refiere a que en los próximos 10 a 15 años los países van a perder cerca del 70% de los empleos actuales, debido a las nuevas tecnologías.

Observó que, frente a la eficiencia que ofrecen las nuevas tecnologías, habrá que ver en qué se ocupan las personas que queden sin empleo, y que lo importante es, que el desarrollo sea incluyente y no se convierta en un privilegio para pocos y un perjuicio para muchos.

 Enfoque de la producción

Para el ministro de Desarrollo Agropecuario de Panamá, este país debe ver, como rubro importante de su producción; el café, con una marca mundial (como el café especial tipo geisha), y debe ver también, cómo llegar a más sectores con otro tipo de café, dándole prestigio a este sector.

Consideró importante además, crear un programa nacional de producción de café, un plan de importación del producto y vender la marca de café de Panamá a nivel mundial.

Estimó importante asimismo, colocarle a la marca Geisha un sistema de origen, para que no sea copiada.

Reconoció como una oportunidad, aumentar la producción de cacao de Panamá, sacándole un valor agregado, o yendo más allá del proceso de siembra y cosecha, así como de exportación.

Valderrama destacó la exportación de piña, la cual se está haciendo a China.

Resaltó además que le será aprobado a Panamá el protocolo para exportar a China, y que hay otros productos con posibilidades de entrar al mercado del país asiático, dándoles el valor agregado.

El funcionario observó que hay también, 139 productos que pueden exportarse a Estados Unidos, y sólo se están exportando ocho.

Valderrama recalcó que el propósito es hacer más competitivo el sector agropecuario de Panamá.

Urgencia de un  cambio cultural

“Se necesita un cambio cultural en algunos países, tiene que hacer recursos y políticas de Estado, además de políticas para el desarrollo agropecuario y rural, y quizás en 10 años veamos cambios, pero tiene que ser un proceso gradual y sostenido, de apostar a la agricultura, porque es un sector que se está tecnificando”, expuso Manuel Otero, director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), en el marco del Congreso efectuado en Panamá.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.