ECONOMÍA

Gigantes bancarios de Hong Kong afrontan sombrías predicciones en medio de protestas

Puede haber protestas, oleadas de gases lacrimógenos y ocasionalmente la quema de Starbucks a lo largo de la calle, pero dentro de las firmas financieras más grandes de Hong Kong, las perspectivas para los negocios están sorprendentemente en status quo.

Esa fue la conclusión de esta semana, ya que dos gigantes bancarios en Hong Kong, HSBC Holdings Plc y Standard Chartered Plc, publicaron resultados trimestrales que mostraron que los negocios se mantuvieron a pesar de los disturbios civiles. Ahora, uno de los principales expertos en el centro financiero está ponderando su evaluación: no espere que la ciudad pierda estatura entre los mercados globales.

“Haría falta un gran cambio estructural” para que Hong Kong ceda su posición como centro financiero, dijo en una entrevista K.C. Chan, ex secretario de servicios financieros y tesorería de la ciudad. “Eso no es lo que veo hoy. La razón por la cual los mercados financieros de Hong Kong están tan bien es porque han estado sirviendo a la economía de China. ¿Ha cambiado esto? No”.

Las manifestaciones dirigidas por activistas prodemocráticos han interrumpido el comercio local y desalentado el turismo, inclinando la ciudad hacia una recesión técnica. Luego hay predicciones más nefastas: los disturbios podrían llevar a los inversores a trasladar su riqueza a centros opositores como Singapur o llevar a las principales firmas financieras a repensar su presencia en la ciudad.

Pero los votos de confianza de Chan y los ejecutivos de los principales bancos en los últimos días subrayaron la posición única de Hong Kong como la puerta de entrada de China a los mercados internacionales. Según el argumento, el marco regulatorio y las leyes de la ciudad lo convierten en el lugar del proceso indispensable para que las empresas de la segunda economía más grande del mundo aprovechen el capital del exterior.

Eso, a su vez, ha generado riqueza en la ciudad, atrayendo a legiones de banqueros privados y administradores de dinero para manejarla.

“Si tiene liquidez aquí en Hong Kong, no solo moverá su dinero a Singapur con un solo chasquido”, dijo Chan.

Planes de Contingencia

Pocas compañías globales han atado sus fortunas tanto a Hong Kong como a HSBC, con sede en Londres. Cuando la empresa publicó los resultados del tercer trimestre el lunes, describió las operaciones en Asia como resistentes. Algunos clientes muy ricos están trazando planes de contingencia para colocar efectivo en otro lugar, pero muy poco se ha movido realmente, dijo la compañía.

Las ganancias de Hong Kong ajustadas antes de impuestos, señaló el banco, subieron 1% en el trimestre a USD $ 3 mil millones. Aun así, se requirió un cargo de crédito de USD $ 90 millones debido a la tenue perspectiva para la economía local, donde las pequeñas y medianas empresas, en particular, están sufriendo.

Nota: Ingresos ajustados para los nueve meses terminados en septiembre de 2019

El miércoles, Standard Chartered dijo que también ganó más en Hong Kong.

“El negocio en realidad continúa funcionando bastante bien”, dijo el director financiero Andy Halford a Bloomberg Television, refiriéndose a la ciudad. “Tal vez no esté creciendo tanto como antes, pero sigue creciendo”.

Reconoció que algunos clientes han explorado la posibilidad de establecer cuentas adicionales en otros lugares. Por ahora, la cantidad de personas que lo hacen no es grande, dijo. E incluso si mueven dinero, el banco puede atenderlos desde otros lugares.

Sin duda, la situación es mucho más severa para los bancos locales, especialmente aquellos que atienden a los residentes y pequeñas empresas. La disminución de los precios de las viviendas, los alquileres de oficinas y el sector minorista amenazan con aumentar los costos de crédito. La salida potencial del capital y la intervención de la autoridad monetaria podrían reducir los márgenes de interés netos.

Una prueba de esfuerzo realizada por analistas de JPMorgan Chase & Co., estimó que los prestamistas como Hang Seng Bank Co. y Bank of East Asia Ltd. podrían ver una caída de las ganancias del 24% al 45% el próximo año y del 39% al 67% en 2021.

Otros sugieren que las cosas volverán a la normalidad.

“Si mira hacia atrás en la historia, hay flujos y reflujos en Hong Kong y tiene un historial comprobado de resistencia en situaciones difíciles”, dijo Halford de Standard Chartered. “Es una economía muy vibrante. Tiene una gran reputación. Nuestra esperanza y nuestra creencia es que durante un período de tiempo se abrirá paso a través de esto”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.