MANAGEMENT

3 razones de porque seguir lo que le importa lo hace más exitoso en la búsqueda de la pasión

¿Cuántas veces le han dicho que “siga su pasión”? Es un mensaje que aparece en todo, desde discursos de graduación hasta anuncios de empleo. En una encuesta a estudiantes de MBA de Columbia Business School, más del 90% de ellos mencionaron “perseguir su pasión” como un objetivo importante para sus futuros trabajos.

Sin embargo, de 3.000 trabajadores estadounidenses encuestados (en todos los niveles de trabajo e industrias), solo el 20% dice que realmente les apasiona su trabajo. Las investigaciones muestran que muchos, si no la mayoría, no saben cómo perseguir su pasión y, por lo tanto, no lo hacen. ¿Cómo se descifra esto? La investigación sobre la pasión sugiere que es necesario primero entender tres puntos claves: 

1. La pasión no es algo que uno encuentra, sino que es algo que debe desarrollarse

2. Es un desafío perseguir tu pasión, especialmente a medida que disminuye con el tiempo 3. La pasión también puede llevarnos por mal camino y, por lo tanto, es importante reconocer sus límites.

No espere para encontrar su pasión

Una percepción errónea común que la gente tiene sobre la pasión es que está determinada: o tienes pasión por algo o no. El problema con esta creencia es que es limitante, lo que nos lleva a pensar en la pasión como algo que descubrimos. Como resultado, podemos intentar muchos trabajos diferentes buscando el “ajuste” adecuado, el papel que voltea instantáneamente el interruptor de la pasión, y es posible que no tengamos en cuenta el hecho de que a menudo lleva tiempo desarrollar la pasión por el trabajo, además de las habilidades, la confianza y las relaciones que le permiten a uno experimentar pasión por el trabajo.

De hecho, la investigación ha demostrado que creer que la pasión está determinada puede hacer que las personas sean menos propensas a explorar nuevos temas, posibles nuevas fuentes de pasión. También lleva a las personas a renunciar a nuevas actividades más rápidamente si parecen difíciles.

Para perseguir mejor su pasión, desafíe su suposición de que la pasión es algo por descubrir. Concéntrese en desarrollar activamente una pasión en su lugar. Por ejemplo, puede crear su trabajo para pasar más tiempo explorando las tareas que le apasionan (o simplemente aquellas que despiertan su curiosidad) y trabajar con quienes lo inspiran. También ayuda a conocer a los compañeros de trabajo, lo que les apasiona y cómo ven su trabajo. Esto puede generar oportunidades para ayudarse mutuamente a perseguir sus pasiones. Por último, ni siquiera debe perseguir una pasión en el trabajo. Si su trabajo no le permite perseguir su pasión, o si simplemente no quiere hacerlo allí, puede encontrar tiempo y espacio para realizar actividades que le apasionen fuera de este.

Concéntrese en lo que le importa, no en lo que es divertido

Una de las formas más comunes en que tratamos de perseguir nuestra pasión es perseguir lo que nos da más alegría o lo que es más divertido. En un estudio, se analizaron discursos de graduación dados en los últimos 10 años en las 100 mejores universidades de Estados Unidos y se observaron ejemplos donde los oradores dieron consejos a los estudiantes sobre cómo perseguir su pasión. Gran parte de los consejos se centraron en “enfocarse en lo que amas” como la forma de seguir tu pasión. Pero, algunos oradores describieron la búsqueda de la pasión como “enfocarse en lo que te importa”. La distinción es sutil, pero significativa: enfocarse en lo que amas asocia la pasión con lo que disfrutas y lo que te hace feliz, mientras que enfocarse en lo que te importa alinea la pasión por tus valores y el impacto que quieres tener.

En un estudio posterior de varios cientos de empleados, descubrimos que aquellos que creían que perseguir la pasión significaba seguir lo que traía una alegría tenían menos probabilidades de ser exitosos en su búsqueda de la pasión y eran más propensos a dejar su trabajo 9 meses después que aquellos que creían que seguir la pasión se centraba en lo que a uno le importa.

¿Por qué seguir lo que le importa le hace más exitoso en la búsqueda de la pasión? Parece que esta creencia ayuda a superar los desafíos que forman parte de la búsqueda. Tenga en cuenta que la palabra alemana para pasión, “Leidenschaft”, se traduce literalmente como “la capacidad de afrontar dificultades”. En otro conjunto de estudios, se descubrió que la pasión sólo está débilmente relacionada con el desempeño de los empleados en su trabajo. Pero la combinación de pasión y perseverancia, es decir, la medida en que los empleados se apegan a sus objetivos incluso ante la adversidad, se relacionó con un mayor rendimiento.

La realidad es que la pasión disminuye con el tiempo, por lo que, si solo se enfoca en seguir la felicidad, es posible que no se aferre a un esfuerzo como lo haría si se enfocará en cómo le ayuda a lograr lo que más le importa. Cuando persigue su pasión, es importante tener en cuenta que la capacidad de recuperación es clave, porque la búsqueda de la pasión es un proceso continuo y desafiante.

Superar los límites de la pasión

También es importante entender cuándo la pasión no le ayudará. Se ha identificado que la pasión solo está vinculada a un mejor rendimiento cuando (a) otros están de acuerdo con lo que a uno le apasiona, y (b) cuando la pasión se expresa en un contexto apropiado (ya que las personas tienden a ver pasión de manera más apropiada en algunos campos, como la consultoría, que, en otros, como la contabilidad).

¿Qué significa esto? 

Imagine que está presentando un proyecto en el trabajo que le apasiona. Descubrimos que expresar su pasión solo puede ayudarle si su audiencia ya está de acuerdo con lo que está presentando. Si aún no están atraídos, es posible que su pasión por el tema no sea efectiva para llevarlos consigo. Del mismo modo, si usted es un emprendedor, expresar pasión por su idea puede ayudar a atraer a los inversores, pero expresar pasión al discutir la hoja de términos puede no tener el mismo efecto inspirador debido a quién permitimos que demuestre pasión.

En otra serie de estudios, los empleados descritos como apasionados tenían más probabilidades de ser explotados por otros porque se los veía disfrutando más de su trabajo. Como resultado, era más probable que otros pidieran a empleados apasionados que asumieran tareas no deseadas y trabajaran horas extras. Esto pone de relieve una paradoja desafiante: expresar su pasión puede ser beneficioso porque otros le admiran más y pueden ayudarle a ser más exitoso. Al mismo tiempo, también puede hacer que sea más probable que le pidan que asuma tareas que se encuentran fuera de las funciones concretas del trabajo, lo que lo pone en riesgo de abarcar demasiado y agotarse.

Otro estudio, dirigido por Erica Bailey en la Columbia Business School, encontró que los empleados más apasionados también tenían más probabilidades de estar demasiado confiados. En algunas situaciones, esto es beneficioso; por ejemplo, si los emprendedores tomaran en cuenta la tasa base real de los éxitos iniciales, muchos no continuarían emprendiendo. Sin embargo, en muchos entornos de trabajo, el exceso de confianza puede conducir a resultados de trabajo perjudiciales, de modo que los empleados apasionados y demasiado confiados tienen menos probabilidades de buscar los comentarios y la información necesarios para tener éxito. Si le apasiona su trabajo, tenga en cuenta que esto puede conducir a una visión exagerada de sus propias habilidades y resultados de trabajo. Esto podría hacer que sea más importante que busque comentarios de los demás y aclare cuál es su verdadera posición; de lo contrario, puede creer que su pasión lo impulsa, mientras que solo lo hace en su cabeza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.