ECONOMÍA

Millennial: Lo más importante que debes hacer si te preocupa la próxima recesión

Hay muchas tareas financieras que priorizar, si tienes la posibilidad, antes de una recesión económica: saldar deudas de alto interés, suspender las compras de gran valor y revisar tu asignación de la inversión. Pero la tarea más importante, dicen los expertos, es aumentar tu tasa de ahorro tanto como sea posible.

Tener un fondo de emergencia considerable es una de las partes más comunes de asesoramiento financiero personal. Pero con una posible recesión y la inestabilidad que conlleva, es aún más importante reducir los gastos que pueda.

Una recesión puede conducir a la pérdida de un empleo o a la reducción de los ingresos, a la inestabilidad económica general y a las oportunidades limitadas para un cambio de empleo o para el crecimiento salarial. Sin embargo, los gastos fijos (alquiler, préstamos estudiantiles, provisiones y pagos con tarjeta de crédito) no se detienen si pierdes tu trabajo o si te reducen las horas, lo que hace que tener una cuenta de ahorros sólida sea una prioridad financiera.

«En el caso de que ocurra una recesión y tu compañía reduzca su planilla, la reserva de emergencia puede actuar como puente durante su desempleo y garantizar que no estés usando tarjetas de crédito o tu cuenta de jubilación para financiar sus gastos de subsistencia», le dice a CNBC Make It, Matthew Schwartz, planificador financiero certificado, con sede en Minnesota. Esto es, aún más, apremiante para los millennials.

«A medida que avanzan hacia la mediana edad, [los millennials] no logran llegar a la clase media,y es probable que sean la primera generación en la historia económica moderna en terminar peor que sus padres», escribe Annie Lowry, escritora staff en The Atlantic.

«La próxima recesión podría  paralizar las carreras y reducir el salario justo cuando los millennials ingresan en sus años de obtener mayores ingresos».

De hecho, la vida de la clase media es ahora un 30% más cara que hace 20 años, según Alissa Quart, autora de » Squeezed: Why Our Families Can’t Afford America», mientras que el costo de la vivienda en las grandes ciudades se ha cuadruplicado y el precio de la universidad se ha duplicado. Para volverlo más complejo, los salarios se han estancado y cubren mucho menos que hace unas décadas.

Todo esto puede dificultar la cobertura de los gastos diarios. Es por eso que incorporar hábitos de ahorro en tu vida es una de las mejores formas de garantizar la estabilidad en un entorno económico inestable.

¿Cómo construir tus ahorros?

  1. El primer paso para comenzar a ahorrar es examinar cómo gastas actualmente tu dinero. 

Una forma de hacerlo es registrar cada compra que hagas durante unos meses, ya sea haciendo un seguimiento en un cuaderno, una hoja de Excel o una aplicación como Mint o Personal Capital, dijo a CNBC Make It la planificadora financiera certificada Carolyn McClanahan. Una vez que puedas ver todos sus gastos en un solo lugar, puedes determinar dónde hacer ajustes.

También puedes implementar el presupuesto 50/30/20, popularizado por la candidata presidencial demócrata Elizabeth Warren, que sugiere lo siguiente: el 50% de sus ingresos debe ir a «elementos imprescindibles» (facturas mensuales como vivienda, transporte, etc.), 30% hacia «deseos» (gasto discrecional) y 20% hacia ahorros.

2. Una vez que tengas tus gastos bajo control, determina un objetivo de ahorro específico para trabajar en él. 

Para comenzar, los asesores financieros recomiendan reservar de tres a seis meses los gastos de manutención en un fondo de emergencia. Pero si una posible recesión lo está estresando, aspire más que eso. Como dijo en 2017 Suze Orman, experta financiera y autora del exitoso libro «Women and Money», la Gran Recesión fue una importante llamada de atención de que el valor de los fondos reservados entre tres y seis meses no siempre es suficiente si sucede lo peor.

«Se necesita tanto dinero en el banco para que te sientas seguro», dijo Orman. «No te engañes, ‘está bien, puedo cargarlo a la tarjeta de crédito, puedo hacer esto’. Deberías tener al menos ocho meses. No seis meses, ni tres, me gustaría ver que tengas entre ocho meses y un año».

Schwartz está de acuerdo, aconsejando a las personas que consideren cuánto tiempo le toma a un solicitante de empleo, específicamente en su propia industria, encontrar un nuevo trabajo, o qué sucedería si trabaja por cuenta propia y de repente se encuentra con menos clientes.

«Algunas personas simplemente se sienten más cómodas con más de seis meses en caja», dice. «En última instancia, se trata de dormir bien por la noche sabiendo que un gasto de emergencia no afectará tus planes a largo plazo».

Independientemente del número que elijas, escríbelo y detalle por qué esa cantidad es importante para ti. Es mucho más fácil lograr un objetivo si tienes razones concretas y la inspiración para alcanzarlo.

Es ideal ahorrar automáticamente el 10% de tus ingresos cada mes fuera de tus inversiones de jubilación, dijo a CNBC Make It Ramit Sethi, asesor financiero y autor del exitoso libro «I Will Teach You to Be Rich». Pero incluso una tasa de ahorro del 1% es mejor que nada si el 10% no es factible. No es probable que llegue una recesión mañana, así que comience ahorrando USD $ 5 por día y aumente lentamente desde allí.

«Mi consejo es comenzar a ahorrar un 2% del sueldo neto y agregar un 1% cada seis meses hasta que piense que ya no puedes agregar más», dijo a CNBC Make It Howard Dvorkin, contador público certificado.

3. La automatización es la clave

Lleva la dilación y otras tentaciones fuera de la ecuación. Puedes configurar transferencias automáticas desde tu cuenta corriente a una cuenta de ahorros de alto rendimiento, o usar una aplicación como Digit, Qapital, Chime o Albert para ahorrar para tí mismo.

Tagged