EMPRESAS

JW Marriott Panamá ve futuro en el turismo de convenciones

Luis Alberto Sierra

El Hotel JW Marriott Panamá cumplió el pasado mes de septiembre su primer año de operaciones en la antigua torre Trump, un icónico edificio en el elegante sector de Punta Pacífica en la capital panameña que destaca con su forma de vela y como uno de los más altos en América Central, con un balance de cambios realizados y nuevos propósitos para atender a sus clientes y potenciales visitantes de diferentes partes del mundo.

El gerente general del Hotel JW Marriott Panamá, Demetrio Maduro, reconoció como positivo el año que pasó, en almuerzo con periodistas el pasado 8 de octubre en uno de los restaurantes del Hotel. De 369 habitaciones, 328 son de lujo y 41 suites, con vistas extraordinarias a la ciudad.

El JW Marriott forma parte de la línea de lujo de Marriott International, y cuyo concepto, destaca la cadena, está diseñado para el viajero moderno, lo cual se refleja en la diversidad de detalles incorporados en la decoración y en el concepto integral de atención y de servicio.

Maduro reconoció los cambios introducidos en estos 12 meses, antes de compartir en detalle y de hablar sobre los planes, desafíos y expectativas en un sector en el país en el que la baja ocupación hotelera respecto a la demanda no deja de retar.

Mira la entrevista con Demetrio Maduro, gerente general de JW Marriott Panamá 

Para Maduro, si bien hay cosas por mejorar y la economía se ha mostrado un poco lenta, se ve una luz a final del túnel, debido a las acciones del gobierno panameño, con mayor enfoque para generar una considerable dinámica, entre ellas el reciente aporte de 10 millones de dólares en apoyo al fondo mixto de promoción turística internacional del país.

Resaltó que se espera que salga para fin de año una promoción turística dirigida a Norteamérica, uno de los principales focos de interés del hotel, que tiene balcones con vista al Pacífico y que espera además capitalizar oportunidades en mercados como Europa y Asia, al igual que en América Latina.

Si bien reconoció Maduro que preocupa un poco no saber cuándo será la apertura formal del Centro de Convenciones de Amador (CCA), localizado en el sector turístico Calzada de Amador en Ciudad de Panamá, cuya obra está en su etapa final y que se espera se convierta en la instalación de mayor capacidad del país, en su tipo, valoró la importancia de esa obra para el futuro del sector.

Señaló que el CCA podría atraer la realización de convenciones muy grandes en Panamá, con una asistencia de 3.000, 4.000 o hasta 5.000 personas, e inclusive la realización de grandes espectáculos, con un impacto importante en el sector hotelero y en otros sectores.

Según la información oficial, el CCA tendrá una capacidad máxima para 23.900 personas, y contará con una superficie de construcción de 61.175 metros cuadrados, de los cuales 33.178 son vendibles para diversos tipos de eventos. 

Además, dispondrá de un área de exhibición de 15.000 metros cuadrados, área de banquetes de 4.000 y 1.700 puestos de estacionamiento, incluyendo una zona para autobuses, superando en su conjunto al Centro de Convenciones Atlapa de la capital panameña, la mayor instalación de su tipo en el país.

Maduro reconoció además, como una oportunidad, iniciativas como la del multidestino de Centroamérica, ya que apunta a captar visitantes de mercados como el europeo y el asiático, quienes pueden venir a la región y visitar varios países.

Innovaciones

Maduro compartió que el JW Marriott Panamá, junto a los avances tecnológicos que se implementan cada día, incorporó el Meeting App Service, una aplicación especializada que permite a los clientes chatear desde su dispositivo móvil con uno de los anfitriones del hotel.

Maduro explicó que cuando un cliente solicite algo, llegará una copia a eventos y banquetes, desde donde deberán responder en un máximo de tres minutos con lo cual se asegurará de manera inmediata el buen servicio a los clientes.

La cadena exaltó, además, que el personal del hotel ha mostrado desde febrero pasado su apoyo a la comunidad de diferentes maneras, tales como la donación de útiles escolares a la comunidad china y canastillas en la Sala de Maternidad del Hospital Santo Tomás de la capital panameña.

Igualmente mencionó que el hotel fue habilitado como una de las sedes del World Pride Panamá 2019, en apoyo a la comunidad LGBTI, y participó en actividades de reforestación por el Día de la Tierra, en una caminata para la prevención del suicidio y, en actividades para la limpieza de playas.

Otros proyectos que destacó el hotel son la renovación de sus instalaciones, por lo cual uno de sus restaurantes ícono, El Barcelona, tendrá a finales de marzo de 2020 una nueva cara, con un concepto totalmente renovado, y ofrecerá dispensadores en las duchas de las habitaciones, eliminando las botellas de un solo uso, uniéndose a las más de 7.000 propiedades de Marriott International, que se tiene previsto den también ese paso.

Tagged

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.