GOBIERNO

Banca de Panamá con optimismo sobre el futuro del sector

Luis Alberto Sierra

Los pasos dados en los primeros 100 días de gobierno del presidente panameño Laurentino Cortizo para evitar la inclusión de Panamá en listas que cuestionen la transparencia de su sistema financiero dan al sector bancario panameño una señal positiva.

La presidenta de la junta directiva de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), Aymeé Sentmat, valoró el pasado 9 de octubre, en reunión con periodistas en la capital panameña, lo hecho por la administración de Cortizo con el fin de despejar dudas sobre el sector bancario, tras la más reciente y nueva inclusión del país en una lista del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

Panamá fue reflejada en junio pasado en el Documento de Cumplimiento y bajo el monitoreo del GAFI, organización que considera en su análisis si existen o no tareas pendientes en la lucha contra el blanqueo de capitales y para evitar el financiamiento del terrorismo.

En febrero de 2016 Panamá celebró como “un logro de transparencia” la exclusión del país de la lista del GAFI, en la que había sido incluido en junio de 2014, y como resultado de cambios que había introducido en su legislación para lograrlo.

Sentmat reconoció en primer lugar como un acierto la creación, por parte del gobierno panameño, de una Unidad de Competitividad de los Servicios Financieros, al estar de acuerdo en que será importante para que el enfoque del país en este tema no sólo sea de reacción, sino que pueda anticiparse a las dificultades.

El comentario hace referencia al interés en la adopción de una estrategia a largo plazo, contrariamente a la acción inmediata motivada tras el ingreso en alguna lista y con el propósito de ser excluido de la misma, y evitar así un daño reputacional que efecte las inversiones, los negocios y la imagen del país.

La banquera remarcó que se siente cómoda con la hoja de ruta trazada por el gobierno panameño en la materia, lo que incluye también otras acciones puntuales, conforme expresó luego, además de una presentación sobre la situación del sector que abrió Carlos Berguido, presidente ejecutivo de la ABP, y que concluyó ella.

Mencionó como avances, entre otros aspectos, el impulso de un proyecto de ley para elevar a Superintendencia la Intendencia de Sujetos no Financieros, además de la norma que rija la suspensión de los derechos societarios en aquellas sociedades que no hayan pagado por tres años consecutivos tasas únicas, y que en un período de 90 días no hayan reemplazado y registrado nuevamente el agente residente.

La ejecutiva subrayó, en consecuencia, la disposición de la ABP a apoyar al gobierno de Panamá para tener una hoja de ruta clara que no sólo aborde GAFI, sino también otros organismos, como la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) o lo relacionado con listas como las de la Unión Europea (UE).    

Sin estampida de bancos

Berguido resaltó durante la presentación como otro hecho positivo que no se dio una estampida por el retiro de bancos corresponsales en relación con el país tras la última inclusión en la lista del GAFI, a diferencia de lo que ocurrió antes.

Reconoció, además, que se ha reducido la dependencia en el tema de corresponsalías con bancos en el exterior como Citibank, Bank Of America, Wells Fargo Bank, JP Morgan Nueva York y The Bank Of Nueva York.

El experto acotó que lo ocurrido ha tenido su lado bueno, porque se han abierto corresponsalías con otros bancos, aunque observó que los cinco bancos señalados son los cinco más grandes, por lo que la relación con estos tiene también ventajas.

Disposición para la reactivación

Sentmat enfatizó por otra parte que el sistema está preparado para acompañar el compromiso del gobierno de Panamá en la reactivación de la economía panameña, ya que cuenta con altos niveles de solvencia; 16,7% hasta el pasado mes de junio, y con una liquidez superior al 60%.

Tagged

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.