A FONDO

Sector automotriz busca recuperar terreno en Panamá

Luis Alberto Sierra

La XIX edición del Panamá Motor Show fue inaugurada el pasado jueves 3 de octubre en la capital panameña con la expectativa de ventas por 90 millones de dólares, pese al decrecimiento registrado en la colocación de vehículos nuevos en el mercado en los últimos tres años.

El presidente del comité organizador del Panamá Motor Show, Fernando Tristán, hizo el pronóstico en la presentación llevada a cabo en el Centro de Convenciones Atlapa de la capital panameña, el principal centro para la organización de congresos y reuniones del país, y donde por 10 días podrá apreciarse la oferta de diferentes modelos y de más de 40 marcas de distintos orígenes.

La vitrina, con lo nuevo en vehículos en el mercado, la organiza cada año la Asociación de Distribuidores de Automóviles de Panamá (Adap).

Tristán señaló como un factor favorable para el sector la disposición del gobierno de Panamá; del presidente Laurentino Cortizo, cuyo período de cinco años empezó el pasado 1º de julio, con la adopción de medidas para la reactivación económica del país.

Dijo que se espera por lo tanto que la muestra permita además la suscripción de cerca de dos millones de dólares en primas de pólizas de seguros de autos, y acuerdos por cerca de 60 millones de dólares en transacciones de financiamiento de autos.

Subrayó que más de 30 empresas distribuidoras de autos forman parte de un clúster que está trabajando con el gobierno panameño para sostener más de 14.000 empleos de la actividad en el país.  

Tristán subrayó la importancia de la dinámica esperada en el sector automotriz; en apoyo a la reactivación de la economía del país, teniendo en cuenta el efecto de las medidas que bajo esta dirección ha ido implementando el gobierno, y que propiciarán una mejora en el consumo.

Datos destacados por la Adap indican que el sector automotriz aporta cerca de 2 mil millones de dólares al año a la economía panameña, lo cual se estima que representa un aporte del 3% al Producto Interno Bruto (PIB) del país, impacto que incluye la compra de bienes y servicios, los impuestos, los salarios y la compra de mercancías, además del movimiento en los seguros de autos, los combustibles y en el pago de peajes.

Consideró, además, clave en esa dirección, y en ocasión de la exhibición, la posibilidad de darle mayor información a los clientes que les ayude a tomar una mejor decisión al comprar un vehículo.

El presidente del comité organizador destacó como novedad que en esta edición de la exhibición se sorteará entre los asistentes un viaje para dos personas al próximo Grand Prix de Fórmula 1 en Brasil.

Fortalezas

Gustavo De Luca, presidente de la Adap, destacó, como fortalezas, durante la apertura de la exhibición, que sus compañías miembro sólo importan vehículos nuevos, de los cuales son distribuidores formales, dándole soporte a la marca y haciendo inversiones importantes en respaldo en talleres, infraestructura de servicios, repuestos y capacitación.

Observó que 17% del crédito de consumo viene del sector automotriz en el país, y que alrededor de 1.700 millones de dólares, 1.800 millones de dólares es el saldo que tienen los bancos por este sector, a lo que se suma un aproximado de 300 millones de dólares que se destinan en pólizas para reparar el parque vehicular que recorre el país, además de un pago que ronda los 300 millones de dólares, según datos de hace un par de años, por concepto de pago del impuesto selectivo del consumo.

De Luca reconoció el desafío a futuro, que se espera implicará en la industria el cambio que se prevé habrá de la movilidad con combustible a la movilidad eléctrica, lo que requerirá de tiempo y de planificación.

Señaló que este tipo de cambio explica la razón por la cual se está trabajando en Panamá hacia una estrategia nacional de movilidad eléctrica.

Trabajo conjunto

José Alejandro Rojas, ministro consejero de facilitación de la inversión privada, expresó en la apertura del Panamá Motor Show que en los últimos cinco años la industria automovilística ha invertido en el país 15 millones de dólares en entrenamientos y capacitación.

Enfatizó el propósito del gobierno en trabajar para propiciar inversiones que contribuyan a la generación de nuevos empleos, y mediante el trabajo coordinado propiciar el desarrollo de la industria automovilística, tomando en cuenta las tendencias tecnológicas y en materia de medio ambiente.

Análisis: La necesidad de recuperar terreno, tras tres años de decrecimiento en el negocio, aboca a los distribuidores de vehículos nuevos en Panamá a innovar más en las formas de promoción y en la prestación de servicios, para enamorar a una clientela cada vez más exigente y con condicionamientos económicos. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.