MANAGEMENT

Para Construir una cultura inclusiva, comience con reuniones inclusivas

El impacto colectivo de una reunión en la cultura de una empresa es significativo. Las reuniones importan, ¡y mucho! Son el foro donde las personas se reúnen para discutir ideas, tomar decisiones y ser escuchadas. Las reuniones son donde la cultura se forma, crece y se afianza.

Es lógico que hoy, una organización desea una cultura más inclusiva, y los líderes quieren ser modelo de inclusión, entonces las reuniones son el lugar para comenzar. Pero, muchas veces los altos ejecutivos pierden esta perspectiva. Al igual que un plato giratorio en el circo, dirigir una reunión requiere observar una docena de detalles diferentes: configurar la agenda, gestionar el tiempo, resolver los conflictos, tomar decisiones y más. ¿Inclusión? ¿Quién tiene el ancho de banda para mantener otro plato en el aire?

Aún así, los líderes deben hacerlo… 

Según el portal Harvard Business Review décadas de investigación demuestran que diversas organizaciones son más comprometidas, creativas y financieramente exitosas debido a la contratación diversa que puede medirse y gestionarse mediante el cálculo de los números, pero cuando sacamos esta mejor práctica del laboratorio y la aplicamos a los entornos de trabajo cotidianos, como las reuniones, los resultados positivos son más difíciles de alcanzar.

Nuestro estudio anterior, un examen de los comentarios de 360 ​​grados recopilados de más de 1.000 mujeres ejecutivas, nos dio una idea de por qué algunas personas se sienten excluidas en las reuniones. Aprendimos que las mujeres a menudo se sienten incómodas al hablar y tienen más del doble de probabilidades de ser interrumpidas en el diálogo grupal – particularmente en industrias y organizaciones dominadas por hombres, y los hombres de los grupos minoritarios sienten lo mismo. Si las organizaciones no abordan este problema, las mujeres y las minorías permanecerán en la periferia y, a su vez, su creatividad e innovación sufrirán.

Establecer una fuerza laboral diversa para el éxito requiere un compromiso con las prácticas de inclusión. Esto significa que más empresas necesitan crear culturas de reuniones en las que diversos contribuyentes tengan el mismo impacto. Como líder, es su responsabilidad darles oportunidades de manera activa e intencional para lograrlo.

El problema es que no saben por dónde empezar…

Los comportamientos inclusivos en las reuniones pueden ser muy diversos, desde asegurarse de que todos tengan un asiento en la mesa hasta darles la oportunidad de hablar. Para simplificar lo que equivale a una ecuación compleja, entrenamos a los líderes para que se centren en 3 áreas clave.

Costumbres.

Priya Parker, autora de The Art of Gathering, enfatiza la importancia de preparar el escenario para la inclusión incluso antes de que comience su reunión. Concéntrese en los comportamientos estructurales que hacen que las personas se sientan cómodas. Esto podría ser tan simple como enviar un correo electrónico previo a la reunión, a los asistentes e invitar a las personas a que estén “listas para compartir y escuchar”. Puede sonar como una pequeña cosa que usted puede delegar a otro empleado, pero en nuestro trabajo diario, escuchamos fuerte y claro que los líderes están en la mejor posición para hacer que las personas se sientan seguras en este tipo de entorno.

Priya también sugiere que los líderes demuestren lo que ella llama “autoridad amable”, un comportamiento cortés que, sin embargo, deja pocas dudas sobre quién está a cargo. Para establecer el tono, dé la bienvenida a las personas por su nombre cuando ingresen a la sala de reuniones y asegúrese de que los asientos acomoden a todos.

En la reunión misma, las costumbres y expectativas deben establecerse por adelantado. Hágales saber a las personas que pueden hablar abiertamente y ofrecer opiniones discrepantes sin temor a represalias. 

Si usted cuenta con introvertidos en la sala, comience con una breve actividad de todos contra todos que ayude a los asistentes a conocerse mejor. 

Si se trata de un grupo especialmente grande, divida a las personas en equipos más pequeños o rote los asientos a la mitad del ejercicio.

Conducta

El papel del director de orquesta en una orquesta es gestionar el tempo de la interpretación. Ellos escuchan críticamente para mantener a los músicos tocando al unísono y controlan activamente la dinámica para evitar que un instrumento domine al resto. Lo mismo ocurre con los líderes en las reuniones – usted debe gestionar la conducta y darle espacio a todos para desempeñar su papel.

En muchos casos, un individuo alfa domina la conversación. En otros casos, hay una “multitud” o un grupo de aliados que comparten puntos en común, como género, intereses personales o antigüedad laboral. La multitud a menudo ocupa más espacio en la sala, apoya las mismas ideas y habla de manera desmesurada, ahogando puntos de vista diferentes. Independientemente de los detalles, es su trabajo intervenir cuando fuertes personalidades se extralimitan, ataquen a los transgresores y activamente traigan todas las voces a la conversación.

Compromiso

La mayoría de las organizaciones ya han apostado por la diversidad en las prácticas de contratación y la creación de equipos diversos. Lo mismo debe suceder para la inclusión: debemos insistir en que este es el estándar en las reuniones y más allá.

Si eres un líder, comienza contigo mismo:

• Defina explícitamente la inclusividad.

• Sea claro y transparente sobre cómo luce en las reuniones.

• Modele el comportamiento que espera ver de los demás.

• Responsabilice a los equipos de hacer el seguimiento en todo momento.

• Solo entonces las personas se sentirán capacitadas para ofrecer sus mejores ideas y decir la verdad, en lugar de decirle lo que creen que usted quiere escuchar.

Resumen: Es importante recordar que liderar una reunión inclusiva es una habilidad que debe desarrollar y perfeccionar. Descubra qué funciona y qué no, solicitando comentarios a los miembros de su equipo – ya sea al final de sus reuniones o con un correo electrónico o una aplicación que permita el anonimato.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.